Foto de Vanessa Alcaíno Pizani. 2016
Foto de Vanessa Alcaíno Pizani. 2016

El Conjunto
un conjunto peculiar
por Carlos Malagón Malagón

          En el vasto universo musical latinoamericano han existido muchos conjuntos con diversos nombres e interpretando puntualmente ritmos o géneros que siempre se han considerado populares. Los hay de bachata, de merengue, de carnavalito, de vallenato, de chacarera, de joropo, de bolero; y en este instante nos detenemos porque si seguimos nombrando estilos esto parecerá el menú de una heladería exótica. Sin embargo, y volviendo a lo que nos compete, sólo un conjunto tiene la desfachatez y la valentía de tocar todos esos géneros juntos sin resquemores o vergüenza alguna, y además llevar como nombre uno tan directo que nunca lo hubiéramos adivinado: «El Conjunto», a secas. ¿Y para qué más?, se preguntan Martín Bruhn y Augusto Bracho, miembros del proyecto y par de latinoamericanos insignes

Actualmente, El Conjunto de Bruhn y Bracho brinda sus «recitales imberbes» mientras en una rocola de alguna taberna recóndita suena su primer disco, un compilado de versiones y adaptaciones de canciones antiguas tomadas del repertorio más arrabalero de Centro y Sudamérica, y que con la jocosa malicia de una bestia que antes de haber empezado a caminar ya galopaba, le han colocado el título desconcertante de Antología 2; idea ilógicamente divertida. Sin lugar a dudas este dúo representa de una manera sincera el humor y la algarabía de lo popular en el sentido más colorido de la palabra. Con su música no hay espacio para timideces, prejuicios o frialdad en el pecho. Es por esto que se le advierte seriamente al público: prepárense bailadores y melómanos, porque ha llegado El Conjunto.

Integrantes:

Augusto Bracho (voz, cuatro venezolano, guitarras y percusión).
Martín Bruhn (voz, percusiones y guitarra).