cuarteto internacional
El cuarteto internacional
Foto de Marina Della Giustina.

Cuarteto Internacional
(o cuatro buenos motivos para ilusionarse)
por Carlos Malagón Malagón

          En la cultura popular es bastante conocida (aunque a veces se nos olvide) la premisa lógica: de amistades honestas nacen asociaciones, agrupaciones sólidas que simbolizan una fuerza semejante o hasta mayor de la que se jactan las familias más unidas. Algunos nombres de duetos, tríos o quintetos se nos vendrán a la cabeza, mientras tanto hablaremos de una pandilla muy particular, porque ha surgido hace poco y porque seguro nos seguirá cautivando: el Cuarteto Internacional.

Esta hermandad diversa –como nos lo hace prever su nombre– está conformada por artistas respetados y queridos en buena parte de la más íntegra escena musical de nuestras regiones hispanohablantes. Nos tocaría hacer varios artículos o ensayos para ser justos con ellos y con su historia. Hablamos nada más y nada menos que de Marina Sorín (Buenos Aires, Argentina), Nacho Mastretta (Barcelona, España), Martín Bruhn (Córdoba, Argentina) y Augusto Bracho (Caracas, Venezuela).

Se imaginará el lector lo que pasa cuando estos cuatro elementos, cuatro artistas, cuatro compañeros de dichas magnitudes y latitudes, se reúnen en un ensamble único, donde los arreglos vocales tienen el poderío que tríos y cuartetos populares de antaño difundieran para el bien de nuestras culturas. El músico aficionado o el melómano más exigente, pasando por el autor más experimentado, podrá encontrar en el Cuarteto Internacional un motivo, o cuatro más, para seguir ilusionándose, liberándose y disfrutando buena música en tiempos de mensajes coléricos y contenidos efímeros.

Integrantes:

Marina Sorín (voz, violonchelo, phonofiddle y percusión).
Nacho Mastretta (voz, clarinete, armónica, piano y guitarra).
Augusto Bracho (voz, cuatro venezolano, guitarra y percusión).
Martín Bruhn (voz y percusiones).




La Redonda
Septiembre, 2017